Aceite de Argán - Línea Estándar

  • Descripción y Propiedades
  • Modo de Empleo (Protocolo)
  • Principales Activos
  • Aplicaciones
producto estandar

Aceite de Argán


El aceite de argán puro y virgen es una verdadera joya para el cuidado de la cara, del pelo, de las uñas y del cuerpo. Es un aceite único, cuya eficacia, avalada por siglos de tradición, está siendo en la actualidad corroborada por la investigación científica.
Es un aceite muy rico en gamma-tocoferol, forma de la Vitamina E con una mayor capacidad antioxidante que el resto de formas de esta vitamina, lo cual explica sus buenos resultados en la lucha contra la oxidación y los radicales libres, causa directa de la falta de elasticidad de la piel, y la consiguiente aparición de arrugas, estrías, etc. Esta actividad antioxidante junto con su alto contenido en ácidos grasos esenciales hace que el Aceite de Argán presente propiedades extraordinarias de regeneración de tejidos, atenuando cicatrices y arrugas y aportando tersura y suavidad a la piel. Por otra parte, al no ser comedogénico y oxigenar la piel favorece la restauración de la capa hidrolipídica y de las células cutáneas, aportando también hidratación, elasticidad, suavidad, protección contra la sequedad y luminosidad a la piel. En tratamiento capilar, le dará brillo y resistencia al cabello seco, apagado y quebradizo. Eso se debe a su contenido en lupeol, que favorece la generación de queratinocitos, células que producen la queratina, principal componente de epidermis, cabello y uñas. Así también regenerará uñas abiertas o quebradizas, fortaleciéndolas y protegiéndolas de las agresiones externas.

producto estandar
► Modo de empleo: Uso facial y corporal: Aplicar en la zona a tratar perfectamente limpia, extendiendo el aceite en dedos y/o manos y masajear suavemente. Se recomienda la utilización previa de un producto limpiador o exfoliante para óptimos resultados.

► Uso capilar: Antes del lavado del cabello aplicar sobre el cuero cabelludo y masajear suavemente. Usar un cepillo o peine para distribuirlo uniformemente, extendiéndolo desde la raíz hasta las puntas y dejar actuar durante unos minutos. A continuación lave su cabello con un champú adecuado para pelos dañados o frágiles.
producto estandar
Aceite de Argán Virgen BIO:

► BOTÁNICA:
Argán (Argania spinosa), también conocido como Madera de hierro marroquí, es un árbol perenne, arbustivo, espinoso, nativo de suelos calcáreos y semidesérticos del suroeste de Marruecos (región de Souss). El Argán puede medir hasta 8-10 metros de altura, y su esperanza de vida es de 125 a 450 años, pero hasta los 40-60 años no llega a su máximo rendimiento de producción, proceso que sólo tiene lugar en Marruecos. Las hojas son pequeñas, de 2 a 4 cm de largo, ovaladas con un ápice redondo. Las flores, que florecen en abril, son pequeñas, con 5 pétalos de color verde-amarillo pálido. El fruto mide de 2 a 4 cm de largo y 1,5 a 3 cm de ancho, de color verde, parecidos a las aceitunas pero alargadas, con una piel delgada y amarga que envuelve al pericarpio pulposo, de olor dulce pero con un sabor desagradable.
El argán nace a partir de los frutos, dentro de los cuales encontramos unas semillas alargadas que contienen un aceite muy preciado. La producción media anual de frutos es de 8kg por árbol. El fruto tarda un año en madurar y cae en Julio, cuando ya está seco y de color negro. En su hábitat natural, las cabras, entre otros animales, comen los frutos y después excretan las semillas de cáscara dura. Estas semillas son recogidas y prensadas para obtener el valioso Aceite de Argán (el cual se vende por un precio 10 veces superior al del aceite de oliva).

► QUÍMICA:
El aceite de argán está compuesto hasta en un 80% de ácidos grasos esenciales, AGE: ácido oleico (45%), ácido linoleico o vitamina F (35 %), ácido alfa-linolénico (15 %), ácido gamma-linolénico (3 %), ácido araquidónico (1%); contiene grandes cantidades de tocoferoles o vitamina E (unos 700 mg/kg), casi tres veces más que el aceite de oliva por ejemplo, carotenoides de los que un 50% son betacarotenos, precursores de la vitamina A, fitoesteroles (D-7steroles) -que raramente se encuentran en los aceites vegetales- y esqualeno. No se utilizan ni solventes ni calor para extraer este aceite. Se hace un prensado en frío para obtener una calidad nutritiva superior.

► USOS TRADICIONALES
Los Bereberes han utilizado el Aceite de Argán durante siglos como fuente alimentaria o para combustión para aportar calor. Sin embargo, en cosmética al Aceite de Argán se le ha dado un uso más relevante. La producción de Aceite de Argán es un proceso muy demandado y laborioso, el cual se realizaba a mano hasta hace poco. Tradicionalmente, las personas recuperaban los frutos secos que se encontraban entre las heces de los animales. Estos frutos tienen una cáscara muy dura, que se rompía con una piedra. Mediante este arduo proceso, realizado por mujeres, se obtenían una, dos o tres semillas con forma de almendra. Éstas contienen un 50% de aceite, que se extraía en una prensadora que funcionaba gracias a la fuerza motora de los animales. Tradicionalmente, el aceite se utilizaba ingiriéndolo como agente protector en enfermedades del hígado y la circulación sanguínea, como el colesterol alto o arterioesclerosis. Es un excelente tónico y se cree que tiene cualidades afrodisíacas. Por lo general, fortalece las defensas naturales del cuerpo.

Científicamente, se ha establecido que el Aceite de Argán contiene casi dos veces más vitamina E que el aceite de oliva y es rico en antioxidantes. También contiene esteroles que no se encuentran en otros aceites vegetales, que tienen propiedades calmantes y antiinflamatorias, y son beneficiosos para condiciones reumáticas o artríticas. Los ácidos grasos esenciales afectan la fluidez celular, ayudan a prevenir la pérdida de hidratación de la piel y de los revestimientos de la nariz, pulmones, sistema digestivo y cerebro. También juegan un papel en la formación de las prostaglandinas, de las cuales algunas reducen el dolor y la inflamación, mientras que otras mejoran la circulación sanguínea. El segundo prensado del aceite se utilizaba en la fabricación de cosméticos y jabones caseros. Los productos para la piel, hechos de Aceite de Argán, suavizan la piel y reducen las arrugas mediante la restauración de la capa lipídica de la piel.
El Aceite de Argán es uno de los aceites más caros del mundo, y se vende en Marruecos como un artículo de lujo (aunque es difícil de encontrar fuera de la región donde se produce). El aceite tiene una importancia en crecimiento para las compañías de cosméticos europeas. Su precio refleja el trabajo necesario para su obtención.

► PROPIEDADES COSMÉTICAS
el Aceite de Argán contiene muchos antioxidantes y es rico en vitamina E y por ello es un ingrediente ideal para gran variedad de cremas para la piel y otros productos cosméticos. La aplicación tópica del Aceite de Argán complementa el déficit de aceites grasos esenciales, que puede tener como consecuencia la reducción de la capacidad de hidratación de la barrera cutánea. De hecho, en la piel, durante la diferenciación de los queratinocitos de la capa basal a corneocitos de la capa córnea, tiene lugar la reorganización y transformación bioquímica de los lípidos. Particularmente, existe un
enriquecimiento de las ceramidas del cemento intercelular del estrato córneo. Uno de los principales compuestos bioquímicos es el ácido linoleico. Está demostrado que la deficiencia de este ácido graso esencial causa deshidratación transepidérmica, y picor acompañado de descamación. El
Aceite de Argán tiene destacadas propiedades regenerativas y es un producto efectivo para regular la hidratación y la reestructuración de la piel y el cabello. Gracias a su contenido en ácidos grasos, el aceite también actúa como estimulante del crecimiento capilar. El Aceite de Argán tiene un elevado contenido en ácido oleico, el cual ofrece una resistencia a la oxidación y es un excelente hidratante.

El aceite se puede utilizar en aplicaciones antienvejecimiento gracias a su propiedad antioxidante de los tocoferoles, los cuales actúan sobre los ácidos grasos esenciales de las membranas y aportan estabilidad. El aceite también inhibe los radicales libres, así evita que se vuelvan activos y oxiden las membranas. La actividad de la vitamina E es útil en el tratamiento del eczema y la urticaria, y se añade a productos post- solares para evitar problemas derivados de la exposición solar.

Por todas las propiedades expuestas, el aceite de argán se emplea muy habitualmente en productos tales como: cremas para pieles normales, secas, maduras o dañadas, productos antienvejecimiento, bálsamos corporales hidratantes y regenerantes, productos solares y post-solares, productos para el cabello dañado o desnutrido.
producto estandar
► Tratamientos Antioxidantes
► Tratamientos Regenerantes Corporales y Faciales
► Tratamientos Post Depilación con IPL
► Tratamientos Anti-Arrugas
► Tratamientos Anti-Manchas
► Tratamientos Anti-Edad
► Tratamientos Anti-Estrías
► Tratamientos Capilares
► Recomendamos su uso para todas las edades